Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2008

Shuntaro Tanikawa, Japonés

rechazar una montaña
rechazar una montaña
no rechaza la poesía;
ni tampoco las nubes,
el agua o las estrellas.
Es siempre la gente
la que la rechaza,
por miedo,
por odio
y con verborrea.

ANDREI KHADANOVICH de Bielorrusia

Balada del autobús 38


El bus número 38
enciende su letrero de a bordo:
no hay nada en la parada
¿qué esperas entonces como tonto?
¿Vuelos en invierno? Nunca
Todas las dudas desaparecen
pero en los ojos del conductor
ya las estrellas resplandecen.
El tiempo susurra
desfavorable para volar,
las alas están flojas
y los semáforos tartamudean,
encendiendo las luces rojas.
“La máscara de la muerte roja”
diría Edgard Poe
pero el bus número 38
hoy no irá al depósito.
A los curiosos se les erizan los pelos
bajo el gorro invernal
cuando el 38 abandona
su refugio glacial.
Como en el vals dan las vueltas
las cabezas y las miradas:
el bus vuela al cielo.
Allí será la próxima parada
“No olviden pagar sus puestos”
se oye el eterno bemol,
sobre la línea aérea presente
hoy se ejerce el control.
No diviertan al conductor
que está tomando altura.
Abróchense los cinturones
durante la alzadura.
No cancelen los billetes
si tienen abono ¡OJO!
Cedan su asiento a los ángeles de cierta edad
las alas están flojas.
Business class
para los pasajeros …

de la poeta Jessie Kleemann (Groenlandia)

El pez está esperando


El pez está esperando
el único
en cuyos ojos veo al pez
en las montañas
las montañas en el mar
la naturaleza plena
los perros tirando el trineo
huellas bajo el hielo
en la maloliente carretera asfaltada
las madres de mis madres
y cuentos que tartamudean y tartamudean
en la misma ranura sobre el clavo
desde el nacimiento hasta la tumba
a las máscaras que brillan
se las está llevando
el largo olor del sudor
la naturaleza está saturada
el pez está esperando