Shuntaro Tanikawa, Japonés




rechazar una montaña
rechazar una montaña
no rechaza la poesía;
ni tampoco las nubes,
el agua o las estrellas.
Es siempre la gente
la que la rechaza,
por miedo,
por odio
y con verborrea.

Entradas populares de este blog

Lo irreparable, Charles Baudelaire

Hamid Skif

Abdulah Sidran - Bosnia-Herzegovina