Madre Amada-Nancy Laurino-Brasil

Madre por mí tan amada.

¡Es necesaria la fuerza para soportar tanto dolor

ante tu ausencia!.

Pero en lo más alto del cielo veo brillar

tu luz y ella me guía.

Sé que ahora descansas en paz,

al menos tengo ese consuelo.

Amada Madre, Guerrera que me enseñaste

como manejarme en la vida.

Tú eres la luz.

Soy tu fruto, a quién honraste con tus experiencias.

Y jamás olvidaré tu conducta de amor y paz,

¡Porque en mi corazón estás VIVA!


Y sé que un día te reencontraré

para mi felicidad y alegría.

Oiremos cantos de ángeles.

Somos dos almas que se aman

y juntas seguiremos.

Entradas populares de este blog

Lo irreparable, Charles Baudelaire

Hamid Skif

Nanci Laurino - Lágrima suelta - Lágrima solta