Nosotras, mujeres pecadoras - por la poeta paquistaní Kishward Naheed





Somos nosotras, mujeres pecadoras
quienes no sentimos temor
de la grandeza de los señores de hábito.
Quienes no vendemos nuestras vidas;
quienes no inclinamos la cabeza;
ni juntamos nuestras manos en señal de devoción.
Somos nosotras, mujeres pecadoras
mientras aquellos que venden la cosecha
de nuestros cuerpos, se exaltan,
se vuelven distinguidos,
se convierten en simples principes del mundo material.
Somos nosotras, mujeres pecadoras
quienes salimos levantando
la bandera de la verdad
contra la barricada de mentiras
esparcidas sobre las avenidas;
quienes encuentran historias de persecucion
apiladas en cada umbral,
quienes se dan cuenta que esas lenguas que
podrían hablar
han sido cercenadas.
Somos nosotras, mujeres pecadoras.
Incluso si la noche nos persigue
estos ojos no habrán de apagarse.
No insistan en volver a levantar
la pared ya construída.
Somos nosotras, mujeres pecadoras
quienes no sentimos temor
ante la grandeza de aquellos,
los señores de hábito.
Quienes no vendemos nuestros cuerpos;
quienes no inclinamos la cabeza;
ni juntamos nuestras manos en señal de devoción.

Entradas populares de este blog

Lo irreparable, Charles Baudelaire

Hamid Skif

Nanci Laurino - Lágrima suelta - Lágrima solta